Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

NUEVO LEÓN.- Dos mujeres y un hombre fueron detenidos por Policías de la Guardia de Proximidad de Apodaca por robar diversos artículos que sacaron sin pagar de una tienda, después de amenazar a una empleada para que no les impidiera salir del lugar cuando los sorprendió sustrayendo la mercancía.
El robo con violencia sucedió en una tienda Oxxo ubicada en Gasoducto y Saporo en la Colonia Renaceres, ayer alrededor de las 18:20 horas.
Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal realizaban recorridos de vigilancia en prevención de delitos, cuando la afectada salió de la tienda detrás de los tres sospechosos y les gritó a los uniformados: “¡Me están asaltando!”.

La denunciante señaló a las dos mujeres y un hombre que cargaban bolsas con mercancía que robaron de la tienda, los uniformados les dieron alcance y detuvieron a los presuntos asaltantes.
Tras ser detenidas las dos mujeres se identificaron como Clara, de 33 años, y Ceymi, de 23 años, y su acompañante como Miguel, de 36 años.
Los tres sospechosos entregaron lo robado a los oficiales, que fue reconocido por la empleada del establecimiento comercial como la mercancía que sustrajeron.

El hombre portaba una bolsa de mano, color guindo, donde guardó dos chocolates, un paquete de tortillas, un panque, tres paquetes de frijoles y dos mazapanes.
La mujer que se identificó como Clara portaba una bolsa café donde ocultó dos desodorantes, un champú, una bolsa de crema en polvo, frasco de café y una lata de leche, mientras que su compañera Ceymi cargaba un paquete de 12 latas de cervezas.
La empleada del Oxxo, a los policías, describió que los tres detenidos llegaron como clientes y empezaron a recorrer la tienda y observó que colocaban mercancía en las dos bolsas que portaban.

Cuando intentó impedir que salieran sin pagar lo que llevaban en las bolsas, la amenazaron con hacerle daño con palabras altisonantes y por temor los dejó pasar al exterior.
A los presuntos involucrados en el robo con violencia les dieron a conocer sus derechos constitucionales y los trasladaron de inmediato ante un agente del Ministerio Público para ser investigados por el o los delitos en que puedan resultar como probables implicados.