Foto. ESAN
Foto. ESAN
Tags:

NUEVO LEÓN.- La reapertura económica implicó para la casi totalidad de los industriales y empresarios de Nuevo León mayores costos en cuanto a implantación de sistemas de sanidad y seguridad para sus empleados, y una mayor regulación de autoridades estatales y municipales para revisar la aplicación de los protocolos de prevención del contagio del Covid-19.

Así lo señala la Cámara de la Industria de la Transformación en un comunicado de prensa emitido este lunes por la tarde, en el cual destaca los retos que afronta el sector.

“Con la reactivación económica en marcha, los retos de supervivencia para el sector industrial no han disminuido. Mediante el sondeo más reciente realizado por CAINTRA a la manufactura de Nuevo León, la industria en general (que va desde la micro, pequeña y mediana; hasta la grande empresa) reporta mayores visitas de inspección por parte de la autoridad, así como al menos un caso positivo de COVID-19 entre sus colaboradores”.

Se precisa que de acuerdo con la encuesta del mes de agosto, en las últimas semanas, una mayor proporción de empresas (30%) de la comunidad industrial ha sido objeto de visitas de inspección de autoridades estatales y federales.

Este porcentaje, se precisa, refleja un mayor número de visitas puesto que existe un crecimiento en la cifra en comparación con los meses anteriores (20% en Junio y 25% en Julio).

Respecto a los casos COVID-19, la tendencia desafortunadamente también ha sido positiva, al tener al menos 1 caso positivo en el 40% de las empresas que participaron en el sondeo.

“Es importante mencionar que, si bien en la industria se ha continuado con la implementación de los protocolos necesarios para proteger la salud de nuestros colaboradores, no podemos asegurar que estos protocolos de prevención se mantengan fuera de los centros de trabajo en la vida personal y social de cada persona”, se explica en otra parte del comunicado de prensa.

“Derivado de esto, insistimos en nuestro llamado a la población a no bajar la guardia, a ser cautos y conscientes sobre la situación actual. De ahí la campaña que hemos lanzado junto con otros organismos empresariales de Nuevo León, insistiendo que no hay pretexto que valga para no cuidar nuestra salud”, agrega.

Se advierte a los industriales y empresarios que los avances en la reapertura de nuestra economía pueden verse mermados si no somos diligentes en la aplicación de las medidas ya conocidas; es decir, para que podamos hablar de una verdadera reactivación económica es necesario seguir cuidando de nuestra salud.

“Al mismo tiempo, a las autoridades le solicitamos generar un ambiente de certidumbre y coordinación para que el sector industrial pueda mantener sus operaciones con todas las medidas de salu