FOTO: Especial
FOTO: Especial
Tags:

NUEVO LEÓN.- Con la intención de buscar soluciones pacíficas entre los involucrados, el gobierno del estado intercedió en la firma de un acuerdo entre particulares y representantes de la Arquidócesis de Monterrey para que el templo de los Sagrados Corazones de Jesús y de María siga realizando los servicios religiosos mientras se lleva a cabo el proceso legal.

Con este acuerdo se cedió en comodato a 6 meses el terreno donde se encuentra la sede religiosa, aunque adelantaron que puede extender dependiendo como trascurra la situación en los juzgados, la idea es no afectar a la comunidad católica del sector de El Uro que acude a este recinto.