FOTO: Cortesía
FOTO: Cortesía
Tags:

NUEVO LEÓN.- Con el propósito de contribuir al programa “Hambre Cero Nuevo León”, que busca apoyar a grupos vulnerables y combatir el desperdicio de alimentos, el Coordinador del Grupo Legislativo del PRI, Francisco Cienfuegos Martínez se comprometió a gestionar recursos en el Paquete Fiscal 2020.

En tal sentido, anunció que, en la próxima sesión de la Diputación Permanente, el GLPRI solicitará al Gobierno del Estado un informe, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, del número de convenios firmados entre las entidades alimentarias y los bancos de alimentos.

También pedirá a la Secretaría de Desarrollo Agropecuario un reporte de las acciones implementadas para difundir entre los productores del sector agropecuarios los beneficios de la Ley del Derecho a la Alimentación Adecuada y Combate Contra el Desperdicio de Alimentos.

Uno de los compromisos que tenemos en el Congreso del Estado es ser sensibles con las necesidades que tiene el Estado y el Grupo Legislativo del PRI se compromete a revisar y destinar más recursos en el Paquete Fiscal a ejercer en el 2020 para poder reducir esa brecha alimentaria”,
Francisco Cienfuegos, coordinador del GLPRI

Al realizar una visita al Banco de Alimentos de “Cáritas”, ubicado en la colonia Lucio Blanco del municipio de San Pedro, el líder de los Diputados priístas constató la sinergia entre autoridades y empresas socialmente responsables para el cumplimiento de la Ley del Derecho a la Alimentación Adecuada y Combate Contra el Desperdicio de Alimentos.

“Pude constatar el buen uso de los 10 millones de pesos que los diputados gestionamos este año para el Banco de Alimentos, estamos hablando que en Nuevo León hay casi 750 mil personas que carecen de acceso a la alimentación, de las cuales, 160 mil están de pobreza extrema, y de esta manera con el recurso que nosotros estamos destinando podemos combatir el hambre”, explicó el Coordinador de la bancada priísta.

Como parte de la visita, Enrique Gómez Junco, Presidente del Banco de Alimentos, explicó que el programa “Hambre Cero Nuevo León” busca que el estado sea declarado sin carencia alimentaria antes del 2030.

Ante el reto, Cienfuegos lanzó un llamado a la responsabilidad social de más empresas y autoridades para unirse al programa.

Hoy en día se recuperan cerca de 5 mil toneladas anuales de alimentos, pero la meta es llegar a 30 mil, para ello debemos generar más políticas públicas encaminadas a este objetivo y gestionar más recursos para equipamiento y maquinaria que se necesita para procesar todo aquel desperdicio de comestibles, es trabajo de todos y desde el Congreso vamos a contribuir a la reducción de la pobreza extrema y carencia alimenticia en Nuevo León”,
Francisco Cienfuegos, coordinador del GLPRI

Es de recordar que el Congreso del Estado aprobó, en octubre de 2017, la Ley del Derecho a la Alimentación Adecuada y Combate Contra el Desperdicio de Alimentos, con el fin de garantizar el derecho a la alimentación.