Tags:

NUEVO LEÓN.- Por factores que van desde los abusos a menores hasta el hartazgo de la sociedad, la Iglesia católica en México enfrenta una crisis en sus vocaciones, reconoció el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López.

Esto es provocado por los errores de algunos sacerdotes a nivel mundial, pero también se atribuye a una crisis vocacional en general.

El Arzobispo de Monterrey, destacó que la disminución de vocaciones se registra en particular en la zona eclesiástica norte, en los estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León; solo en la Arquidiócesis de Monterrey disminuyó 20 por ciento el ingreso.

En el seminario de Monterrey existen 260 alumnos en todos los grados, de los cuales 45 estudian teología, por lo que se estima que en promedio habría ocho egresados al año.

La demanda de sacerdotes en la región supera ese cálculo, que tendría que ser mínimo de 11 para “poder mantenernos en el equilibrio de servicio”, aseguró Cabrera López.

A ello se suma que la feligresía disminuyó en los templos ubicados en el centro de las ciudades, mientras que en la periferia está aumentado de manera considerable y demanda más sacerdotes.