Tags:

NUEVO LEÓN.- El Senador Víctor Fuentes lamentó la inacción de las autoridades locales frente a la violencia de género en Nuevo León que han alcanzado niveles alarmantes. “No solo nos consolidamos en el triste tercer lugar a nivel nacional, sino que la capital, Monterrey, escaló a los primeros lugares en homicidios contra mujeres en el 2019”, comentó.

Recordó que, apenas en julio pasado, la Presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Sofía Velasco Becerra; la Senadora Kenia López Rabadán, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, y representantes de organizaciones de la sociedad civil coincidieron en la necesidad de ampliar la cobertura de la Alerta de Género para todo el estado.

Sobre este asunto presenté un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para urgir al Gobierno de Nuevo León para que fortalezca las instituciones de seguridad pública y mejore sus sistemas de inteligencia policial para contrarrestar el incremento de la violencia en el estado y garantizar la seguridad de los neoleoneses
Víctor Fuentes

Fuentes Solís agregó que dicho punto de acuerdo fue aprobado en su momento y, dado que no ha habido respuesta por parte del gobierno estatal, es evidente la violencia política e institucional que revictimiza a las mujeres. “Señor Gobernador, sabemos que en su familia hay mujeres, que tiene esposa, madre, hijas… ponga manos a la acción, por ellas”, pidió.

“Ante el fracaso del gobierno del Estado resulta urgente que la alerta de género se amplié a todo Nuevo León , las cifras son alarmantes y sobradamente justifican esta declaratoria de donde esperamos se desprendan con urgencia todas las medidas que procuren y garanticen los derechos más elementales de nuestras mujeres”.

El legislador federal por el PAN mencionó como medidas que se desprenderían de la alerta de género en todo el estado, la llegada de más elementos de la Guardia Nacional a Nuevo León con la capacitación debida para atender estos delitos; la ampliación de la atención en las fiscalías y la adecuada preparación de las fuerzas policiales estatales y municipales.