Tags:

NUEVO LEÓN.- El acoso escolar sigue levantando las voces en todos los niveles de la educación de Nuevo León.

La diputada del Partido Verde Ecologista, Ivonne Bustos Paredes, hizo un llamado a las autoridades al Gobierno de Nuevo León, para que las dependencias informen los pormenores de la aplicación de la Ley Para Prevenir Atender y Erradicar el Acoso y La Violencia Escolar.

“Si bien Ley Para Prevenir Atender y Erradicar el Acoso y La Violencia Escolar del Estado de Nuevo León estableció mecanismos como las brigadas escolares, las denuncias anónimas, la creación de talleres para identificar y visibilizar el problema entre otros más, la clave está en la adecuada observancia a la legislación que los diversos actores involucrados lleven a cabo”, declaró la legisladora.

El reporte del estatus es fundamental para saber cuáles son las fortalezas y debilidades en los programas de prevención de violencia, dijo, y así garantizar un entorno sano para la niñez y juventud de Nuevo León.

Bustos Paredes recordó que en la entidad, 8 de cada 10 estudiantes han sufrido algún episodio de acoso escolar en su vida académica, de los cuales, el 4.1 por ciento han denunciado violencia grave.

La Ley existe desde 2013, aclaró, sin embargo, hasta 2014 se capacitó a las primeras 5 mil 840 personas en el Plan General de Prevención del Acoso y La Violencia Escolar, “sin que hasta el momento, casi cinco años después, se cuente con información actualizada al respecto”.

Reprobó además que el reglamento de Disciplina Escolar, en el que se plasman los protocolos de acción ante las diversas conductas negativas de los alumnos en las escuelas, demoró aún más, pues se concretó en 2016.

Consideró que el año pasado fue particularmente complejo al registrarse el incremento del 30% en casos de suicido en jóvenes de entre 12 y 19 años, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

“Una cifra que hace cuestionarnos si en verdad se está combatiendo el acoso escolar y el aislamiento social como se debe”.

La diputada del Verde advirtió que no hay información accesible acerca de las labores del Consejo Para la Prevención Tratamiento y Erradicación del acoso y Violencia entre Escolares, que está compuesto por autoridades municipales, estatales, la Secretaría de Educación y diversos Organismos Civiles.

Un grupo de alumnas de la Universidad Autónoma de Nuevo León convocadas por la Red de Acompañamiento, se manifestaron este viernes en contra del acoso de parte de maestros y alumnos de las preparatorias y facultades de esa institución.

Dando continuidad al Movimiento MeToo, las jóvenes expresaron las exigencias de parte de alumnas y ex-alumnas para resolver lo que calificaron como “acoso sistémico que se vive en la institución”.

“Nos encontramos ante un momento histórico que exige no guardar silencio ante las enormes y muy variadas formas mediante las que se violenta al género femenino, la academia, que debiera ser un lugar seguro y fomentador de la deconstrucción de las distintas formas de relacionarse, ha sido un espacio más en el que como mujeres, sufrimos de abusos y violencias”, leyeron las estudiantes en su pronunciamiento.

Aseguraron que la institución ha solapado las agresiones y ha guardado silencio, incluso, ha culpado alumnas que se han atrevido a denunciar, por lo que pidieron a la Rectoría investigar y atender los casos denunciados, que detallaron, son al menos 72.