Tags:

NUEVO LEÓN.- En su programa de salvaguarda de la salud de los neoloneses, el Gobierno del Estado pidió a los ciudadanos pensar en las personas que trabajan en los servicios de recolección de basura.

Los trabajadores son las personas que se encargan de recoger los desechos que se depositan en los botes de basura así que tienen más probabilidad de infectarse de COVID-19 si no se tiene precaución.

Por tal motivo el Gobierno de NL pidió a los ciudadanos que de alguna forma rocíen un poco de agua con cloro sobre los botes o bolsas de basura que regodeen los trabajadores y así evitar que se contagien del virus.