Foto: Profepa
Foto: Profepa
Tags:

NUEVO LEÓN.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera total temporal las actividades realizadas en una superficie de 792 metros cuadrados (m2) por el cambio de uso de suelo, en área protegida, en la localidad de "El Cilantrillo", en Santiago, Nuevo León.

Durante la visita de inspección, personal de la procuraduría ambiental constató que se realizaban actividades de relleno para la nivelación del terreno mediante el uso de materiales diversos como piedra de río de la propia localidad, tierra amarilla y escombros.

Así mismo, para la lotificación para la construcción de viviendas, al interior del Área Natural Protegida (ANP) denominada Parque Nacional Cumbres de Monterrey.

En un comunicado, se informó que al momento de la diligencia, el inspeccionado no presentó documentación consistente en la autorización en materia de impacto ambiental para llevar a cabo las obras y actividades de referencia, que para tal efecto expide la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Por lo anterior, la procuraduría impuso como medida de seguridad, la clausura total temporal de las obras y actividades, de conformidad con lo establecido en el artículo 170 fracción I de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA) en materia de evaluación de impacto ambiental, en correlación con el artículo 56 de su Reglamento.

Reiteró que con estas acciones su compromiso es vigilar que se cumpla la normatividad en materia de impacto ambiental para la preservación del ambiente.