Tags:

NUEVO LEÓN.- Restaurantes de la zona sur del municipio de Monterrey lucieron con más del 50 por ciento del aforo permitido por la Secretaría de Salud de Nuevo León durante el Clásico 124 entre Rayados y Tigres que se jugó el pasado sábado por la noche en el estadio BBVA.

La afición que se dio cita en los restaurantes relajó las medidas para evitar contagios por COVID-19 sin aplicar la sana distancia, sin embargo los trabajadores de los negocios sí portaban caretas y cubrebocas.

Esta situación ocurrió en los negocios de la zona Tec, sin embargo estuvieron ausentes las autoridades para impedir las aglomeraciones.

Cabe destacar que el secretario de Salud del Estado, Manuel de la O Cavazos, había exhortado a la ciudadanía ver el Clásico 124 por televisión desde sus hogares para frenar los casos y decesos por el COVID-19.