Foto: Archivo
Foto: Archivo
Tags:

NUEVO LEÓN.- Las restricciones impuestas por el Gobierno de Nuevo León, parece no importarles a los ciudadanos, ya que aunque no se puede acudir a comprar comida a los restaurantes de la entidad, habitantes de Monterrey fueron a adquirir su "pollito frito".

Este jueves el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos respaldado por el gobernador Jaime Calderón, informó que a partir de este fin de semana hasta el 21 de diciembre, en los sábados y domingos se prohíbe la compra de alimentos en puestos de comida a no ser que sea pedida por domicilio.

Sin embargo en la mañana el grupo de Posta publicó imágenes de como en el centro de Monterrey se podía visualizar diferentes puestos de tacos mañaneros abiertos y personas alrededor de ellos.

Ahora en la Avenida Rio Nazas del mismo municipio, cerca de 30 personas se encontraban en una fila sin respetar la sana distancia esperando a comprar Pollo Frito.

En caso de que sea reportado el establecimiento será acreedor de una multa y se clausurará el negocio.