Tags:

NUEVO LEÓN.- En el seno del Congreso de Nuevo León existe preocupación por la posible decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de ordenar su destitución como resultado de desacatar en ocho ocasiones un mandato judicial de ratificar a un magistrado del Poder Judicial estatal.

Claudia Tapia, diputada independiente, señala que esta decisión de destituir e inhabilitar a la mayoría o totalidad de un Congreso, sería inédita en el país.

El miércoles será analizado en el pleno de la SCJN la resolución que determinaría la separación inmediata de cuando menos 26 legisladores locales, los 16 del PAN, ocho del PRI y dos del Partido del Trabajo.

Tapia Castelo destaca que ella en las cuatro ocasiones que en la septuagésima legislatura le tocó votar en la reinstalación del magistrado Ángel Mario García Guerra, lo hizo a favor, por lo que en la sentencia definitiva se le exonera del señalamiento de desacato y no se destituiría.

Lo mismo ocurriría con los cinco diputados de MC, seis de Morena y las legisladoras del Panal y Partido Verde, que también modificaron su postura y votaron a favor de la ratificación del magistrado.

En ocho ocasiones, diversos jueces y magistrados del Poder Judicial Federal ordenaron el Poder Legislativo nuevoleonés tomar la protesta de ley al magistrado, y en igual número de ocasiones se negaron a ello, por lo que en la última resolución el Primer Tribunal Colegiado votó a favor para declarar fundado un incidente de inejecución de sentencia y enviaron a la Suprema Corte de Justicia de la Nación la propuesta de destitución de todos los legisladores locales nuevoleoneses.

"En consecuencia se aprueba: subsiste el incumplimiento de la sentencia de amparo dictada el 6 de febrero del 2018 en el juicio de amparo 1044/2017 del Juzgado Tercero de Distrito", dice la sentencia”, cuyo proceso ante el máximo órgano judicial del país recibió el 28 de octubre la sentencia.