Las que son mis ovejas, oyen mi voz; y yo las conozco, y ellas me siguen. Juan 10:27

¿Tienes una rutina diaria? La verdad es que gran parte de la vida es rutina y podemos estancarnos si no tenemos cuidado. Necesitamos tomarnos el tiempo para detenernos y escuchar la voz de Dios. Tal vez te está diciendo que es hora de tener mejores relaciones. Tal vez Él tiene una carrera diferente o una oportunidad de trabajo. Tal vez el Señor solo te esta alentando a desarrollar una actitud positiva o hábitos más saludables. ¿Te está pidiendo Dios que salgas de tu zona de comodidad? No puedes permanecer en zona segura toda tu vida y esperar cumplir con tu máximo potencial. Se audaz y estate dispuesto a hacer algo fuera de su rutina habitual que honre a Dios de una mejor manera. Cuando tomas la iniciativa y te mueves de tu "zona segura" a tu "zona de fe", es cuando Dios se mueve en tu nombre y comienza a hacer cosas más importantes en tu vida.