Ustedes aman a Jesucristo sin haberlo visto, y creen en él aunque ahora no lo ven, y se alegran con gozo inefable y glorioso. 1 Pedro 1:8

Si las circunstancias de la vida te han quitado la alegría, hoy es el día para recuperarla. No estas destinado a vivir esta vida sintiéndote agotado, deprimido y vaciado. Dios quiere que estés entusiasmado con tu futuro y aprendas a disfrutar cada día. Comienza cada mañana con una declaración de fe. Cita el Salmo 118: 24 en voz alta para ti mismo: "Este es el día que hizo el Señor, me regocijaré y me alegraré en él". El Señor te dio hoy por una razón específica, ¡así que disfrútalo y vívelo con Su fuerza! Tienes que estar decidido a disfrutar de tu vida incluso en las temporadas difíciles. Todos los días puedes elegir disfrutar las cosas que Dios te ha dado. Sigue alabando a Dios a pesar de tus circunstancias, y disfrutarás tu vida al máximo hoy.