Llegamos al cierre de un año histórico que ha marcado al mundo entero, donde nos hemos visto obligados a generar cambios en todas las esferas de nuestra vida: personal, laboral, social y familiar. Si bien el cambio es una constante, en estos tiempos experimentamos un patrón de transformación a una tasa sin precedentes.

La pandemia nos hizo regresar a nuestros hogares. Conceptos como "home office" y "home school" dejaron de ser opciones ofrecidas por algunas empresas e instituciones para convertirse en la nueva manera oficial de trabajar y estudiar desde casa. Tuvimos que adaptar la forma de convivir unos con otros, de estudiar, de comprar, de ser productivos y sostenerse en una etapa de incertidumbre.

Este 2021 es una oportunidad para que todos esos cambios a los que nos hemos enfrentado se transformen en un impacto positivo. Estamos en un momento donde se necesitan agentes de cambio, que estén dispuestos a repensar, cuestionar y evaluar decisiones y formas de actuar para poder contribuir a la sociedad y medio ambiente.

Muchas veces creemos que un agente de cambio tiene que ser una persona superdotada o con tiempo de sobra que le permite pensar y desarrollar modelos para mejorar áreas de la sociedad. Afortunadamente, todos podemos ser agentes de cambio, tomando en cuenta, que el primer y principal entorno que necesita de ti, es tu casa. Es por esta razón que decimos "El cambio sistémico comienza en casa, comienza en la familia".

La familia es la base de toda sociedad. Es nuestra primera escuela, donde aprendemos los principios y valores universales que definen y conforman nuestro carácter, autoestima y visión ante la vida. Es en la familia donde aprendemos a vivir en comunidad, donde aprendemos a ser tolerantes, respetuosos, a dialogar, a llegar a acuerdos, a amar y perdonar.

Al comenzar nuestra vida de casados, nos dimos cuenta que las buenas intenciones y el amor que nos teníamos no era suficiente para lograr vivir un matrimonio en armonía. Tomamos la decisión de capacitarnos constantemente para poder contar con herramientas prácticas que nos permitan poner los fundamentos de nuestra relación y de nuestra familia con nuestras dos lindas y activas hijas.

Esto nos ha llevado a fundar Matrimonios por Siempre, una plataforma enfocada a fortalecer y capacitar matrimonios de una manera práctica y dinámica con el objetivo de ofrecer a las familias las herramientas necesarias para un hogar en armonía. Porque estamos convencidos de que la transformación de la sociedad y los sistemas en que vivimos comienza en el núcleo de nuestro hogar.

Para Ashoka, la mayor red internacional de Emprendedores Sociales Innovadores, un cambio sistémico significa no limitarnos a dar un pescado a una persona que tiene hambre, tampoco sería dar una caña de pescar o enseñarlo a pescar, sino revolucionar la industria pesquera.

¿Te gustaría ser un Agente de Cambio en tu Casa?

Ashoka, establece cuatro habilidades transformadoras de todo Agente de Cambio: empatía, trabajo en equipo, creatividad para solucionar problemas y nuevo liderazgo. Ahora bien, veamos estas habilidades desarrolladas en nuestros hogares.

"El ejemplo arrastra", es el punto de partida. Si queremos generar cambios en nuestra familia es importante comenzar por nosotros mismos.

Empatía. Veamos a la empatía como la capacidad de comprender los sentimientos, perspectivas, contextos culturales y sociales de cada miembro de la familia. Tomemos el tiempo y cuidado de transmitir a cada uno, que es amado y aceptado sin importar que sean diferentes a nosotros. Y que esas diferencias lejos de ser un motivo de pleito se puedan convertir en complemento.

Trabajo en equipo. La familia es nuestro equipo, y como tal, hay que trabajar en una estrategia para poder comunicarnos y organizarnos con el fin de lograr el objetivo que se persigue. En un equipo, es importante reconocer las fortalezas de cada integrante, para juntos poder llegar al máximo potencial tanto de manera individual como familiar.

Nuevo liderazgo. Hoy en día, la tendencia del liderazgo ha dado un giro, apostando más a un liderazgo horizontal, y no vertical, cuyo fin sea potencializar las virtudes de cada miembro, en lugar de querer imponer y controlar. Aplicándolo al plano familiar, debemos generar espacios donde exista un ambiente de apertura y confianza para responder ante las adversidades que vive cada familia.

Creatividad para solucionar problemas. Ante nuevas realidades, se requieren nuevas soluciones, por lo que la innovación, la resiliencia y romper estereotipos son elementos clave para la resolución de conflictos a nivel laboral, social y desde luego, familiar.

Te invitamos a convertirte en un agente de cambio, dispuesto a repensar, cuestionar, y evaluar decisiones y formas de actuar para contribuir a la sociedad, medio ambiente, y en tu familia.

Escrito por: Gabriel y Ana Pau Rivera Una familia que busca generar cambios sistémicos en su sociedad, empezando en casa.

Conoce más sobre Matrimonios por Siempre en www.matrimoniosporsiempre.com/ Gabriel también es Ashoka Fellow y Fundador de Altitud, una plataforma social apasionada en apoyar a las PyMES a crecer con préstamos, capacitación y enlaces comerciales. Mira más sobre su emprendimiento aquí: altitudsofom.com