Una y otra vez nos hemos preocupado por los elevados índices de contaminación atmosférica que se reportan en el Área Metropolitana de Monterrey. En los casos de contingencia optamos por mantenernos al interior, con el fin de disminuir nuestra exposición a elevadas concentraciones de contaminantes. En ese sentido, es importante considerar que dependiendo de las actividades que se realicen en los interiores, en algunas ocasiones en estos espacios cerrados también pudieran registrarse altos índices de polución.

Cuando se aborda el tema de la contaminación atmosférica, una de las principales soluciones que se plantea es la de la reforestación. Si esta opción funciona para las ciudades, habría que pensar en adoptar esta idea en nuestros hogares para mejorar la calidad del aire que respiramos.

Una forma fácil y sencilla de purificar el aire al interior de nuestra casa, es teniendo plantas. Mientras que las plantas mejoran el ambiente de cualquier espacio, dando colorido y alegrando el lugar, hay algunas que no solo cumplen con funciones ornamentales, sino que resultan ideales para limpiar el aire.

Se han realizado diferentes estudios para definir las características de las plantas, su disponibilidad en el mercado y los contaminantes que pudieran filtrar, siendo los más comunes el benceno, xileno, amoniaco, tricloroetileno y formaldehído. De dichos estudios surgen los nombres de las siguientes plantas: palma datilera, helecho, malamadre, aglaonema, palma areca, potus, anturios, liriope, palmerita china, margarita africana, dracaena, sansevieria, árbol del caucho y espatifilo.

En lo personal, me gusta recomendar algunas de ellas porque son muy fáciles de conseguir y cuidar y se ven bellísimas. Una de mis favoritas es el espatifilo, flor de la paz o cuna de moisés.

A esta planta le gusta recibir luz indirecta, su riego es moderado y de preferencia se debe alejar de corrientes de aire. De acuerdo a un estudio de la NASA, esta planta absorbe los cinco contaminantes anteriormente mencionados.

Otra más, es potus. Esta planta es muy fácil de cuidar, se propaga fácilmente. Es muy resistente y hay que aseguraros de regarla y mantener su tierra húmeda. Potus absorbe benceno, xileno y formaldehído.

La sansevieria, lengua de suegra o de tigre, con sus largas hojas elimina bencenos y formaldehídos. Esta planta es muy utilizada al decorar y es muy noble, ya que soporta condiciones desfavorables de temperatura, tanto altas como bajas, así como mucha o poca luz. Su riego es recomendado cuando la tierra está seca.

Así como podemos optar por adquirir guardapolvos y colocarlos en puertas y ventanas para evitar la entrada de material particulado, las plantas nos podrán ayudar a brindar escenarios relajantes y a ver pacientemente su crecimiento, al tiempo que purificarán el aire del interior de nuestras casas y oficinas.

Aprovechemos las opciones naturales que tenemos para limpiar y embellecer nuestros espacios interiores y exteriores. Hay que darnos la oportunidad de plantar un árbol y aportar de alguna forma a reforestar nuestra metrópoli. Recordemos que sembrar un árbol o una planta, es sembrar vida; es sembrar esperanza. Para mayor información y tips sobre el cuidado de las plantas, los invito a que me sigan en @trees.and.greens.