Foto: Especial
Foto: Especial
Tags:

ISLA MUJERES, QUINTANA ROO.- Un muelle de madera y obras de construcción que no contaban con la autorización ambiental correspondiente, en el municipio de Isla Mujeres, Quintana Roo, fueron clausurados de manera total temporal por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El organismo, dependiente de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó que las obras se estaban realizando en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), sin contar con la autorización correspondiente de la dependencia federal.

Personal de la delegación federal de Procuraduría ambiental en la entidad realizó una visita de inspección al sitio, en la que se constató que las construcciones se realizaban al interior de un predio ubicado en la avenida Rueda Median, sin número, en esa localidad.

En el predio se detectó que una de las obras contaba con una superficie de 28.3 metros cuadrados (m2), de un nivel, clasificada como área de recepción y comercialización, la que se encontró en etapa de operación.

Otra de las obras se realizaba en una superficie de 83.3 m2, que constaba de dos niveles, la primera denominada área de administración y baños, la que se encontró en desmantelamiento, sin ventanas, puertas y con los pisos de los baños desprendidos.

En otro punto, en más de 129.5 m2 de superficie, se encontró una construcción de un nivel, correspondiente a un restaurante y la entrada principal, la que también se encontró desmantelada sin puertas, ventanas e instalaciones eléctricas.

En su comunicado, la Profepa detalló que en una área de 439.8 m2, denominada patio de servicio, se encontraron evidencias de trabajos de excavación.

Además en 56.73 m2 se encontraron sacos o costales rellenos de material pétreo, los que estaban habilitados como muro de contención entre el área terrestre y el área marina.

En el mismo predio se encontró un muelle de madera, que ocupaba una superficie total de 75 m2, construido con pilotes, cubierta y estructura de madera dura de la región, el que estaban en etapa operativa, por parte de los operadores del lugar.

“El inspeccionado no presentó la autorización correspondiente en materia de impacto ambiental emitida por la Semarnat, por lo que la Profepa clausuró total y temporalmente las obras y actividades realizadas en el sitio hasta en tanto el promovente acredite contar con la autorización correspondiente”, detalló el organismo.