Tags:

QUINTANA ROO.- Alrededor de 30 ciudadanos se apoderaron de las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Bacalar, desesperados por la nula respuesta ante los altos consumos de energía eléctrica que llegaron a sus hogares.

Los quejosos, llegaron muy tempranos a la oficina de CFE con pancatartas en mano, esperando a que los trabajadores ingresaran, para después encerrarlos con candado.

Por alrededor de tres horas los mantuvieron dentro del local, hasta que alguno de ellos les brindara una explicación ante el cobro excesivo.

Finalmente arribaron al lugar, el superintendente de la zona sur, Gabriel Baqueiro y la encargada de la zona Chetumal, quienes recabaron la demandas y programaron una reunión para el 20 de septiembre, en donde brindarán solución a los ciudadanos.

Entre las quejas de los altos costos, también surgió el tema de los apagaones y de los domicilios que carecen del servicio.

La ciudadanía indicó que esperarán una pronta solución porque, de lo contrario, acudirán por apoyo a la XVI Legislatura.