Tags:

QUINTANA ROO.- Al menos 60 personas resultaron intoxicadas ayer al comer alimentos descompuestos durante un evento religioso celebrado en un balneario de Cancún, informaron las autoridades locales.

De acuerdo con una ficha informativa divulgada por las autoridades, el número de emergencias 911 recibió la llamada de auxilio de que había intoxicados entre los asistentes de la Iglesia de Jesucristo de Los Santos de los Últimos Días.

Las ambulancias de los servicios privadas y de la Cruz Roja Mexicana se movilizaron al lugar para atender a los enfermos y tras la valoración inicial 38 de ellos fueron trasladados al Hospital General de Cancún.

Los afectados declararon a las autoridades haber comido pollo con chilaquiles a media tarde y que algunas horas después presentaron síntomas como dolor de estómago y vómito.

Los asistentes pensaron que se trataría de un malestar pasajero y fue por eso que tardaron cerca de tres horas en reportarlo a los servicios de emergencia, señalaron las autoridades.

La iglesia donde ocurrió la intoxicación masiva pertenece al grupo religioso de los Mormones y la mayor parte de los afectados han sido jóvenes que asistían a un curso de evangelización.

Los que presentaban los cuadros más agudos de intoxicación fueron trasladados de emergencia al hospital general, tuvieron que ser sacados del lugar en camillas y apoyados por paramédicos y personal de la Dirección Municipal de Protección Civil.

De acuerdo con datos recabados, personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) se presentó en el lugar para iniciar las investigaciones en torno a la intoxicación masiva.