FOTO: Captura de pantalla
FOTO: Captura de pantalla
Tags:

ESPAÑA.- Diego Pablo Hernández, un niño de 11 años defendió a la silbante Ana López de insultos machistas provenientes de la tribuna.

El duelo entre el Avilés Stadium y el Deportivo Valdés de la Tercera Alevín, una Liga regional en Llaranes, en Asturias, España fue el marco de estos vergonzosos hechos.

"Cállense y déjenla tranquila", fueron las palabras que un molesto Diego Hernández dirigió hacia varios padres de familia, ubicados en las tribunas del estadio, luego de que López comenzara a llorar por el nerviosismo y la tensión del instante.

A partir de que Diego Hernández alzó la voz, no se escuchó ni un insulto más en el estadio, al contrario, comenzaron a apoyar a la silbante: "no pasa nada, lo estás haciendo bien".

El Comercio acudió con los protagonistas de este hecho para que contaran su experiencia:

"Eres un ejemplo para la sociedad", dice Ana López a un tímido Diego Hernández.

Me daba pena que llorases y me parece que la situación ha sido injusta. Son los padres los que deben trasmitir otros valores. No entiendo qué pasa, no sé la razón de que la gente se ponga así. No es la primera vez que escucho eso, en otra ocasión escuché que 'el fútbol era solo para hombres y que no podía haber árbitras'",
Diego

A su vez, Ana López mencionó que estos hechos son cotidianos.

"Es una experiencia difícil. Desgraciadamente estas situaciones no son nuevas y se repiten cada semana en el fútbol", concluyó.