Tags:

SAN LUIS POTOSÍ.- El diputado Pedro César Carrizales, conocido como “El Mijis”, propuso al Senado de la República la postulación de Manuel Germán Ramírez Valdovinos, quien está privado de su libertad desde hace 19 años, para recibir la Medalla Belisario Domínguez.

En conferencia de prensa, el legislador de San Luis Potosí, quien impulsa una reforma al Sistema Penal Judicial de su estado para que los penales sean mixtos y los internos tengan un empleo al salir de la cárcel, expuso que Ramírez Valdovinos fue sentenciado por un homicidio que no cometió.

Carrizales Becerra aseguró que esta persona se merece el reconocimiento porque en vez de haber guardado rencor y maldecir al sistema, se ha dedicado a estudiar derecho, es su propio abogado y con su representación muchos de los internos del penal de Amoloya de Juárez, en el Estado de México, han quedado en libertad.

Desde el momento de su detección fue víctima de tortura y fue sentenciado a una pena de 43 años, por un crimen que no cometió, pues durante 19 años ha acreditado pruebas periciales que demuestran que no es culpable, y aun así tenemos un soldado activista y defensor de los derechos humanos”.
Pedro Carrizales Becerra, diputado

Las razones que motivaron proponerlo, subrayó, se sustentan en que pese a su encierro, de ser víctima de injusticias en los procesos judiciales, de violaciones a sus derechos humanos, ahora es abogado, organiza talleres y grupos de ayuda contra las drogas y el alcoholismo, y ha enseñado a leer y a escribir a muchos internos.

El diputado potosino consideró que el de Ramírez Valdovinos es uno de los miles de casos que se presentan en los penales de este país, y por ello impulsa una reforma al sistema penal de su entidad, para que los penales sean mixtos, los reos tengan empleo al salir y no le cuesten al Estado ni a la sociedad.

Afirmó que para ello se han acercado a organismos internacionales como Naciones Unidas para que su propuesta quede bien fundamentada.

El legislador recalcó que más del 85 por ciento de las personas privadas de la libertad reinciden debido a cuestiones económicas, porque no consiguen empleo. "Entonces, lo que nosotros estamos buscando es que haya empresas que les brinde este empleo" y así se reintegren a la sociedad.

En marzo pasado, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) se pronunció sobre el caso de Manuel Germán Ramírez, y resolvió protegerlo bajo el Protocolo de Estambul.