En la entrada principal al evento los controles de acceso son estrictos.
En la entrada principal al evento los controles de acceso son estrictos.
Tags:

MICHOACÁN.- Una edición diferente es la que se vive en el Festival Internacional de Cine de Morelia, pues las multitudinarias alfombras rojas que cada año se realizan frente a la sede principal en el centro de la ciudad han sido sustituidas por una línea de acceso que marca la sana distancia entre las personas.

Los controles de acceso a la sede principal del encuentro fílmico son estrictos, con toma de temperatura y reparto de gel antibacterial. En el suelo se pueden ver marcas amarillas y rojas que indican el distanciamiento social.

Durante la celebración del festival es común ver en las calles o en los lugares tradicionales de Morelia a estrellas de cine y directores, sin embargo en esta ocasión esto tampoco sucede.

La sede principal luce con escaso público.
La sede principal luce con escaso público.

Esta edición también ha sido marcada por la ausencia de púbico cinéfilo y de las clásicas funciones abarrotadas, pues la política de reactivación de la cadena Cinépolis marca el dejar espacios libres entre cada asistente a las salas.

Entre las actividades que no se realizaron este año se encuentran las funciones al aire libre en la plaza principal, con películas clásicas o restauradas.

Tambien fueron suspendidas las funciones de gala y las fiestas con casas productoras, mientras que los homenajes se han realizado en forma muy controlada y discreta.

Las charlas con cineastas en competencia se han llevado a cabo en la modalidad en línea.

Es notoria la ausencia de público cinéfilo.
Es notoria la ausencia de público cinéfilo.

El Festival Internacional de Cine de Morelia inició este miércoles en la capital de Michoacán, y las películas de la selección oficial se pueden ver de forma presencial restringida o en la plataforma Cinépolis Klic.

Además el programa de conversatorios se ha realizado en línea, y se puede sintonizar en las redes sociales del festival.