Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

SINALOA.- La tarde de ayer fue destituido el director del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude), mejor conocido como el penal de Aguaruto, el militar Eduardo Arturo Bailleres Mendoza, quien tomó posesión del cargo a mediados del año 2018.

Esta baja tendría relación con la fuga de 55 reos que se registró la tarde del pasado jueves, cuando Culiacán se encontraba bajo fuego por los enfrentamientos entre grupos armados y las diferentes autoridades, que se vieron superadas por los presuntos delincuentes, quienes exigían la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo Guzmán, detenido en un restaurante en la zona del Tres Ríos, en la capital del estado.

La llegada del militar a la titularidad del penal de Aguaruto, quien dijo contar con estudios en Harvard, Estados Unidos, en Administración Pública, así como en Servicio de Protección Federal, se dio a mediados del año 2018.

El 22 de julio de ese mismo año se dieron a la fuga dos reos, de nombre Julián Grimalde y Carlos Jesús Salmón, quienes salieron vestidos con uniforme de la Policía Estatal y armados proporcionados por un custodio del mismo penal, quien también se dio a la fuga junto con otro celador que abrió la última puerta de los filtros del penal.