Foto: Twitter
Foto: Twitter
Tags:

TAMAULIPAS.- El recrudecimiento de la violencia entre células del Cártel del Golfo que se disputan el control de la organización criminal tiene en riesgo de cierre a los restaurantes de esta ciudad fronteriza, que registran una baja del 30 por ciento en el consumo de sus clientes mexicanos y extranjeros de mayo a la fecha, informó la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados.

La vicepresidenta de la Canirac en la zona norte del País, Rosa María López Pérez, señaló que los constantes enfrentamientos han inhibido la visita de comensales procedentes del sur de Estados Unidos que anteriormente aprovechaban el alto valor del dólar para comer en restaurantes de Reynosa.

“Sus ventas están más bajas en un 20 hasta un 30 por ciento en comparación con el año pasado, la gente ha dejado de salir en la tarde-noche, esto tiene a algunos restaurantes en la cuerda floja. Preocupan posibles cierres, esperamos que no ocurra”, declaró.

“Hay menos flujo de visitantes de Estados Unidos, lo que está afectando al sector, igual también va menos gente para la frontera”.

Indicó que la Canirac estatal aún no ha establecido un listado de negocios en este municipio fronterizo que pueden cerrar, pero sí han reportado que los alrededor de 200 restaurantes que tienen afiliados se han visto obligados a reducir los horarios de trabajo por los hechos violentos o la escasa clientela.

De acuerdo con datos de Canirac, desde el 2010 la violencia en Tamaulipas ha mantenido en crisis constante al sector restaurantero y de ese año a la fecha unos 50 de los 70 restaurantes que había en las carreteras de la entidad se vieron obligados a cerrar sus puertas.

“Los restauranteros están en una lucha constante, echándole ganas, ha sido difícil porque la violencia sí afecta. Los empresarios le están apostando a mantener la confianza y mantener la planta laboral”, sostuvo López. Destacó que mayo era uno de los meses más redituables para los restauranteros debido a los festejos del Día de la Madre y del Maestro, pero este año fue cuando arreciaron las balaceras y hechos violentos en la ciudad.