Foto: El Mañana de Reynosa
Foto: El Mañana de Reynosa
Tags:

TAMAULIPAS.- Las consumidores de Matamoros quedaron desprotegidos, luego de que la oficina de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) cerrara sus puertas.

Hasta este viernes, estarán recibiendo a las personas que ya tenían sus diligencias programadas, pero a partir del lunes 22 de julio, deberán viajar a Reynosa para resolver sus quejas.

En las puertas del edificio ya fueron colocados anuncios donde se informa a la comunidad sobre el cambio. También puede leerse el nuevo teléfono de contacto, (899) 922 77 70, así como la dirección de las oficinas, Blvd. José María MOrelos 475Altos, en la colonia Anzaldúas.