Tags:

INGLATERRA.- Andrew Scott e Ian McKellen estuvieron entre los ganadores de los Premios Laurence Olivier a lo mejor del teatro londinense, celebrados con un tono agridulce el domingo por la noche porque la mayoría de los teatros en Gran Bretaña permanecen cerrados debido a la pandemia de coronavirus.

Los telones se bajaron cuando Gran Bretaña comenzó su cierre en marzo, y el virus también afectó la ceremonia originalmente planeada para la primavera. Los honores a lo mejor del teatro, la ópera y la danza se entregaron en vez en un evento pregrabado transmitido vía streaming y en la TV británica.

Scott, el protagonista de “Fleabag”, fue nombrado mejor actor en una obra por su interpretación de un actor narcisista en “Present Laughter” de Noel Coward. Sharon D. Clarke ganó el premio a la mejor actriz por su interpretación de una matriarca estadounidense en “Death of a Salesman” de Arthur Miller. Marianne Elliott y Miranda Cromwell obtuvieron el premio a la mejor dirección por la misma producción, que incluyó a actores negros en los papeles principales de la complicada familia Loman.

McKellen ganó un Olivier especial — su séptimo premio — por su la gira de su monólogo por su cumpleaños 80, que hizo antes de la pandemia por Gran Bretaña con el fin de recaudar fondos para teatros regionales. El coreógrafo Matthew Bourne recibió su noveno Olivier, un récord, junto con su colaborador Stephen Mears, por su ágil trabajo en “Mary Poppins”.

“Leopoldstadt” de Tom Stoppard, que retrata el Holocausto a través de una familia judía vienesa, fue nombrada mejor obra nueva. El trofeo al mejor musical fue para “Dear Evan Hansen”.