Tags:

PANAMÁ.- Una instancia que vela por la cultura del segundo grupo indígena más numeroso en Panamá y de fuerte atractivo turístico prohibió el uso de mascarillas entre sus comunidades y levantó una cuarentena sin el aval de las autoridades y generando rechazo debido a que siguen los contagios de coronavirus.

El Congreso General de la Cultura Guna acordó una resolución en que argumenta que el uso de mascarillas “no es una costumbre de nuestro pueblo”, por lo que dictó la prohibición del uso del tapabocas para los pobladores, funcionarios y visitantes en la comarca de la etnia Guna Yala, mientras el país centroamericano levantaba cuarentenas y seguía reabriendo actividades a nivel nacional.

La medida, que instruye además que las mascarillas no sean obligatorias en las rústicas y apartadas escuelas de la comarca, es la primera que surge entre los pueblos indígenas de Panamá, a cuya condición histórica de pobreza se sumó la pandemia.

No obstante, la disposición está en veremos. Las autoridades señalan que no le compete al Congreso General de la Cultura Guna dictar medidas de salud pública y que en todo caso es el Congreso General de la comarca —considerado el órgano político y administrativo— el que debe atender esos asuntos a pedido de las comunidades.

El viceministro de Asuntos Indígenas, Ausencio Palacio, dijo que tampoco el Congreso General tiene esa facultad, sino el Ministerio de Salud, que aún no se ha referido al asunto.