AP Foto/Wayne Parry
AP Foto/Wayne Parry
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Hace mucho que las máquinas tragamonedas _ el pan de cada día de la industria de los casinos _ perdieron su sobrenombre de “bandidas de un solo brazo”, luego de que los fabricantes retiraran las palancas que los apostadores jalaban y las reemplazaran con botones.

Ahora, las personas pueden utilizar verdaderas máquinas tragamonedas sin siquiera tocarlas.

El casino Hard Rock de Atlantic City presentó el lunes unas máquinas tragamonedas que existen dentro del recinto, pero que son utilizadas por apostadores a través de internet. El casino y su socio tecnológico Softweave Ltd. señalaron que estas 12 máquinas son las primeras de su tipo en el mundo. Los clientes del casino pueden ver las máquinas a través de visores colocados en una habitación restringida del segundo piso, en donde hay una serie de cámaras colocadas frente a las máquinas que les permiten a los jugadores ver qué sucede exactamente.

“La psicología es que existen jugadores que tienen miedo de hacer cosas por internet”, dijo Kresimir Spajic, vicepresidente senior de juegos en línea en Hard Rock International. “Esto ayuda en su transición a clientes en línea. Esta es una máquina de verdad que pueden ver como si estuvieran sentados frente a ella”.

Joe Lupo, presidente del Hard Rock de Atlantic City, dijo que las tragamonedas a control remoto son la evolución natural de los juegos con repartidores, que han ido creciendo en popularidad en la ciudad durante los últimos seis años.

“Credibilidad y transparencia han sido fundamentales en la evolución de los juegos por internet”, dijo Lupo. “La diferencia entre ver una imagen de computadora y el tipo de máquina que los clientes han jugado durante años podría hacerlo más fácil de comprender.

En línea o en persona, las máquinas funcionan de la misma manera. Se basan en una tecnología llamada generador de números aleatorios, que hace precisamente eso. Los reguladores estatales realizaron una exhaustiva investigación y pruebas de los dispositivos para garantizar la integridad de los juegos.