Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Lego está intentando mantener sus bloques de plástico lejos de la basura.

La juguetera danesa está probando un sistema para que los clientes envíen los bloques que no quieran y hacerlos llegar a otros niños.

Las piezas serán limpiadas, empaquetadas y entregadas a Teach for America, una organización sin fines de lucro que las donará a aulas de todo Estaods Unidos.

Algunos bloques se enviarán a los centros de Boys & Girls Clubs of Boston para sus programas extraescolares.

Si la prueba tiene éxito, el programa podría ampliarse más allá de Estados Unidos el año que viene, señaló la compañía.

La empresa suele recomendar a sus clientes que guarden los bloques o los regalen a otros. Pero algunas personas han pedido otra forma de donarlos, señaló Tim Brooks, vicepresidente de responsabilidad medioambiental.

Como otras grandes marcas, Lego intenta satisfacer a clientes preocupados por el impacto del plástico en el medio ambiente.

El plástico no se descompone, pero sí puede romperse en fragmentos diminutos que luego comen aves y otros animales, poniendo en peligro su salud.