Tags:

ITALIA.- A Rafael probablemente no le gustaba su nariz, así que la reemplazó con una versión idealizada en su famoso autorretrato.

Esa es la conclusión a la que han llegado un grupo de científicos de la Universidad de Roma, tras haber creado una reconstrucción por ordenador en 3D del rostro del maestro del Renacimiento a partir de un molde de yeso de su presunto cráneo hecho en 1833.

En ese año se exhumaron por última vez los restos que se cree pertenecen al hombre aclamado por sus contemporáneos como “el divino”, quien buscó la perfección a través de su obra.

“Ciertamente hizo que su nariz se viera más refinada”, dijo el profesor Mattia Falconi, biólogo molecular del campus de Tor Vergata de dicha universidad. “Su nariz era, digamos, ligeramente más prominente.”

Rafael murió en Roma en 1520 a la edad de 37 años, probablemente de neumonía, y fue enterrado en el Panteón de Roma.

El autorretrato, que normalmente se puede ver en la galería de los Uffizi de Florencia pero que actualmente está en Roma para una exposición conmemorativa del 500 aniversario de la muerte del pintor, fue realizado unos 15 años antes, momento en que el artista no tenía barba.

El autorretrato presenta una nariz más aguileña que la que tenía Rafael, la misma que también retrató en otras obras en las que se pintó a sí mismo.