Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Muchos colegios siguen manteniendo estrictas normas de vestimenta que los estudiantes deben seguir y de no cumplirlas, se exponen a sanciones. Sin embargo, un establecimiento educacional se ganó una demanda de los apoderados luego de que tomaran una polémica medida ante el corte de pelo de uno de sus alumnos.

Se trata de lo que le sucedió a un niño de 13 años afroamericano en Texas, Estados Unidos, el que se presentó a clases con un corte de pelo a la moda, el que no fue aceptado por las autoridades del recinto y decidieron cambiarlo ellos mismos, según consigna ABC News.

El estudiante, identificado como JT, se cortó el pelo de una forma que violó las normas de vestimenta del Berry Miller Junior High School, por lo que no encontraron nada mejor que usar un plumón negro para pintarle ciertas partes de la cabellera en abril de este año.

La acción fue tomada por tres funcionarios blancos, por lo que la familia del niño de séptimo básico alega una discriminación racialen contra de su hijo.

Es por lo anterior, que decidieron interponer una demanda federal de derechos civiles durante el fin de semana alegando acción discriminatoria.

En el documento, se detalla que los maestros se habrían reído al completar la línea que se parecía a una “M” en el corte de pelo.

Según se relata en el mismo texto, los funcionarios mandaron al niño a la oficina de la escuela, donde le advirtieron que tenía solo dos opciones: aceptar ser suspendido o colorear la “M” en su corte de pelo con un marcador negro permanente.

“El corte de pelo no representaba nada violento, relacionado con pandillas, obsceno u ofensivo o inapropiado de ninguna manera. JT no creía que el corte de pelo violara ninguna política escolar “, sostienen en la demanda.

Además, puntualiza que el colegio nunca notificó ni al padre ni a la madre de la situación ni se contactaron con ellos tras el ultimátum que dejó al niño “bajo una gran presión”, ya que su conducta era intachable y no quería que la suspensión afectara su posición en el equipo de atletismo.

Finalmente, en la demanda se explicita que el menor encontró que el castigo fue “ofensivo”, por lo que se sintió “extremadamente degradado” tras la situación.

Con información de CNN Chile

También te puede interesar