Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El príncipe Al-Waleed bin Khalid, conocido como el ‘príncipe durmiente’, reaccionó a un estímulo de su entorno, lo que ha aumentado la esperanza de su familia de que pronto despertará, tras permanecer en coma durante 15 años tras un fuerte accidente de coche.

De acuerdo con Al Afkar Magazine, el príncipe, que actualmente tiene 33 años, respondió a su tía, la princesa Noura Bin Talal Bin Abdel Aziz, moviendo los dedos de su mano derecha. Aunque podría tratarse de una reacción nerviosa involuntaria, el hecho ha significado un gran avance para su familia.

Tras el accidente, su papá, el príncipe Khaled bin Talal, insistió en mantenerlo con vida por medio de un respirador artificial porque tanto él como su esposa tienen la esperanza de que “Dios sea capaz de devolverle la vida”.

Ver esta publicación en Instagram

بعد غيبوبة استمرت 15 عاماً.. فيديو لـ"الأمير النائم" يثير ضجة.. . تصدّر اسم الأمير الوليد بن خالد بن طلال، مواقع التواصل الاجتماعي في السعودية خلال الساعات القليلة الماضية، بعد أن أبدى استجابة لمحيطه. ويطلق على الأمير الوليد بن خالد بن طلال، لقب الأمير النائم، بعد أن دخل بغيبوبة منذ أكثر من 15 عاماً، إثر تعرضه لحادثة سير. وتجاوب الأمير النائم لأول مرة مع عمته الأميرة نورة بن طلال بن عبد العزيز، حيث تفاعل مع طلبها ورد التحية لها برفع أصابع يده. وعلى الرغم من ندرة حالته الطبية واعتبارها أحياناً ميؤوس منها الا أن والده الأمير خالد بن طلال أصرّ على إبقاء نجله تحت الأجهزة والمتابعة أملاً في أن يشفى، وعلق على هذا الأمر قائلاً : “إن الله لو شاء أن يتوفاه في الحادث لكان الآن في قبره، ومن حفظ روحه كل هذه السنوات قادر أن يشفيه ويعافيه”.. . #princealwaleedbinkhalid #sleepingprince #coma #ventilator #saudiprince #saudiarabia #ksa

Una publicación compartida de Al Afkar Magazine (@alafkarmagazine) el

Desde 2005, Al Walid bin Jalid bin Talal al Saud ha permanecido en coma ante la negativa de sus padres de seguir los consejos médicos y desconectarlo de la máquina que mantiene su último hálito de vida.

El "príncipe durmiente" se ha convertido en un símbolo en los pasillos de la corte saudí. Durante más de una década permaneció ingresado en una unidad de cuidados intensivos de un hospital de Riad. Hace cuatro años, sin embargo, fue trasladado a la residencia familiar. En enero, su hermano, el ahora convaleciente Mohamed, desmintió en Twitter el fallecimiento de Al Walid.

El año pasado la familia irrumpió en las redes para celebrar que el joven en estado comatoso había movido la cabeza.