Foto: (AP Foto/Rodrigo Abd)
Foto: (AP Foto/Rodrigo Abd)
Tags:

CIUDAD DE MÉXICO.- El COVID-19 llegó para quedarse en el mundo y con ello una nueva normalidad que ha dejado imágenes devastadoras en hospitales, cementerios y hasta en la vida diaria.

Una imagen tomada por el fotógrafo Rodrigo Abd de Associated Press captó una realidad que está sucediendo en muchas partes del mundo, el traslado de urnas de mármol con las cenizas de personas que presuntamente murieron a causa del COVID-19.

En la camioneta de una funeraria, fueron acomodadas en los asientos antes de ser entregadas a sus seres queridos, en Lima, Perú, el pasado primero de junio de 2020.

En marzo, Perú ordenó la incineración de todas las víctimas de coronavirus, una de las normas más estrictas de la región, para evitar que la gente se contagiase al entrar en contacto con los cuerpos.

A finales de abril, Perú suavizó algo la norma para permitir entierros, aunque con no más de cinco asistentes.