Tags:

RUSIA.- Desde el 2006 sacerdotes arrojan agua bendita sobre la ciudad de Tver, en Rusia para proteger a los habitantes del alcoholismo y la lujuria.

La misión aérea estuvo a cargo del obispo principal Savva de Tver y el padre Alexander Goryachev, además de un matrimonio, que asegura que el esposo curó milagrosamente su alcoholismo después de ser bendecido.

Esta acción se realizó con motivo del Día de la Sobriedad en toda Rusia, según el sitio local Tvernews.com.

Para su misión, los sacerdotes utilizaron 70 litros de agua bendita, que fue rociada con un ‘cáliz inagotable’ que supuestamente cura a los que sufren de alcoholismo y drogadicción.

Para el padre Gorvachev está convencido de que cualquier dolencia, incluyendo la lujuria, tiene que ver con los demonios, por lo que pueden curarse si t'rabajamos nuestro lado espiritual'.

Las bendiciones a todo el pueblo se realizaron cuando el avión alcanzó una altitud de 200 a 300 metros y pese a que es una práctica que se realiza desde hace trece años, sigue generando burlas, sin embargo, eso tiene sin cuidado al religioso.