CHINA.- En el municipio de Chongqing, ubicado al suroeste de China, un niño fue filmado pateando un automóvil, demostrando su enojo contra el conductor después este lo atropellara a él y a su madre mientras cruzaban por un paso peatonal.

En las imágenes captadas a inicios de diciembre se puede ver cómo el vehículo continúa avanzando mientras los peatones cruzan. En cuestión de segundos, el auto impacta contra ambos y los lanza un par de metros por delante.

Inmediatamente el pequeño se pone de pie, se asegura primero de que su progenitora se encuentre bien, y sin pensarlo dos veces, arremete enfurecido a patadas contra el vehículo antes de regresar nuevamente a atender a su madre.

Después del incidente otros transeúntes se acercaron a ayudar, y aparentemente los implicados no sufrieron lesiones graves.