ESTADOS UNIDOS.- La madrugada de 20 de noviembre la madre de Andres Dean, un habitante de la Columbia Británica (Canadá), despertó a su hijo alertándolo de que había sonado la alarma de su automóvil. El hombre fue a inspeccionar qué pasaba en el auto pero en lugar de unos ladrones o gamberros se encontró con un oso pardo en el asiento trasero, informa Daily Mail.

El hombre, que reaccionó con una pasmosa tranquilidad al incidente, filmó su encuentro con el peligroso plantígrado. Dean dice en el video en un tono como si no hubiera pasado nada extraordinario: "Oh, oye, hay un oso en el auto. Bueno, eso no es bueno".

La madre de Dean pregunta: "¿Cómo se metió en mi auto?", a lo que su hijo sugirió que el animal abrió la puerta por su cuenta en busca de comida.