Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Los empleados de una empresa que alquila su oficina en un edificio de WeWork, en Washington D.C., se disponían a ocupar sus puestos de trabajo tras el fin de semana, cuando se toparon con un obstáculo inesperado: un paraguas se había caído al suelo y obstruía la puerta.

Durante más de dos días cuatro empleados se quedaron a las puertas de la oficina, compartiendo solo un cargador de ordenador y observando la oficina vacía a través de las cristaleras.

Neeraj Agrawal, del centro de criptomonedas sin fines lucrativo Coin Center, tuiteó la prueba fotográfica de la situación, que rápidamente se volvió viral.

Cortar un agujero en la puerta, taladrar un orificio en la pared de al lado o hacer pasar un alambre a través de la grieta en la puerta, fueron algunas de las mejores opciones propuestas para liberar el paraguas y que los trabajadores pudieran volver al interio.

"Lo intentamos todo", dice uno de los empleados Mike Ponticelli, pero ninguna de estas soluciones funcionó, cita sus palabras BuzzFeed News.

Finalmente, un ingeniero taladró un agujero en el techo, levantó el paraguas y los trabajadores pudieron pasar.