Foto: Twitter.
Foto: Twitter.
Tags:

VERACRUZ.- Por cuatro años Anahí Irma Solís Guerrero, se desempeñó como agente de Tránsito Municipal de Boca del Río, hasta que el pasado 2 de octubre fue removida, sin embargo la elemento de vialidad aseguró que las razones no fueron claras y mucho menos se le dio la indemnización que por ley le tocaba, aunado a que presenta un embarazo de 6 meses, y aun así fue despedida.

La agraviada de 23 años de edad, indicó que el pasado 2 de octubre, fue concentrado a la contraloría, en donde le avisaron que ya no laboraba más, que no había pasado los exámenes de confianza y había sido dada de baja, indicándole que firmara su baja y aceptara una indemnización de 6 mil pesos por cuatro años.

Solís Guerrero, con 6 meses de embarazo, asegura que fue hace varios meses le realizaron el examen de control, y ahí al parecer se percataron que estaba embarazada, 20 días después dio aviso de su estado, al hacerse exámenes por su cuenta y darse cuenta que si estaba en gestación.

A pesar de encontrarse embarazada la agente no fue cambiada a un puesto administrativo o de oficina, al contrario, señaló que a la par de sus compañeros, trabajó en pleno sol, principalmente en el crucero de las avenidas Miguel Alemán a un costado de la iglesia de Santa Ana, una de las principales de Boca del Río.