Tags:

ESTADOS UNIDOS.- Una mujer de la ciudad de Lufkin, estado de Texas, EE.UU., llamó a la policía al amanecer del pasado jueves tras escuchar en su casa un sonido de vidrios rotos, para denunciar un posible allanamiento de morada, informó ABC News.

La propietaria de la vivienda procedió entonces, después de efectuar la denuncia, a esconderse de los presuntos ladrones en un armario.

Los agentes del orden se pusieron de inmediato en marcha, pero al llegar a la escena se encontraron con un sospechoso inesperado.

"¡Policía! ¡Déjame ver tus manos!", se oye gritar a un agente en un video grabado con 'bodycam' durante la operación policial. Nadie respondió. Luego, tras doblar una esquina y entrar en la sala, los oficiales se toparon de frente con el agresor: un ciervo asustado que trataba desesperadamente de salir de la casa.

"¡Es un ciervo! ¡Es un ciervo! ¡Es un ciervo!", gritó entonces un policía. Y el video deja ver cómo luego utilizó una silla para espantar al animal y guiarlo hacia la puerta de salida.