Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

NUEVA ZELANDA.- En la sesión del Parlamento de Nueva Zelanda fue sorpresiva la visita de una persona muy especial que escuchó (aunque probablemente entre sueño y sueño) los debates sentado en la silla presidencial: un bebé recién nacido, hijo de uno de los legisladores.

"Normalmente, la silla presidencial solo la utilizamos los presidentes, pero hoy un VIP se ha sentado conmigo", tuiteó la máxima autoridad del órgano legislativo, Trevor Mallard, junto con un par de fotos en las que aparece con el pequeño, al que alimenta con un biberón mientras preside un debate.

De tal manera, Mallard felicitó por "el nuevo miembro de la familia" al diputado Tamati Coffey, que acababa de regresar a la cámara de su permiso por paternidad, y a su pareja, Tim.