Foto: Captura.
Foto: Captura.
Tags:

YUCATÁN.- Súplicas e imágenes desgarradoras se vivieron ayer sábado en el sepelio de Genaro Vargas Ruelas, el joven de 21 años que murió en la cárcel municipal de Oxkutzcab por supuesto suicidio.

El sepelio se efectuó en el cementerio municipal de esta ciudad, luego de una misa de cuerpo presente a donde acudieron decenas de personas, además de representantes de diversos medios de comunicación y portales de internet.

El cortejo fúnebre partió de lo que fue la casa de Genaro Vargas. Numerosos dolientes, entre amigos y familiares del infortunado portaron, algunos, playeras negras con la leyenda “Justicia por Genaro. Otros llevaban prendas de color blanco con una fotografía del finado en el frente.

Las escenas más desoladoras se vivieron cuando el ataúd iba a descender a la fosa, de una hermana que se negaba a aceptar que su familiar estuviera muerto.