Tags:

YUCATÁN.- La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) determinó que Yael Ch.R. incurrió en una falta grave, por lo que procedió a sancionarlo con fundamento en la normatividad universitaria con una suspensión de 12 meses.

En un comunicado la casa de estudios expuso que determinó lo anterior, luego de llevarse a cabo un proceso de investigación interna respecto de los hechos que derivaron en la suspensión de clases en el Campus de Ciencias Exactas e Ingenierías el 7 de octubre de este año, y que tuvieron origen en mensajes de redes sociales.

En el resolutivo emitido por el director de la Facultad de Matemáticas, Ramón Peniche Mena, se consigna que el alumno en cuestión fue suspendido por un período de 12 meses, que concluirá el 6 de octubre de 2020.

Además, deberá llevar un acompañamiento psicológico durante ese lapso para que, al finalizar, tenga la oportunidad de reintegrarse a la comunidad universitaria.

Este mismo día le fue notificada la resolución, en la cual se especifica que la “broma” que inició hacia uno de sus compañeros ocasionó de manera indirecta la suspensión de clases en tres facultades de la UADY, con afectación a las actividades académicas de tres mil 460 alumnos.

Resultado de la indagatoria interna de la Universidad, se consignó que el alumno ahora suspendido realizó de forma particular la “broma”.

Sin embargo, la conducta que utilizó fue desproporcionada y estructurada de tal manera para que su condiscípulo, a quien estaba dirigida, creyera en la posibilidad real de que se llevaría a cabo.

Sobresale en la resolución que, a fin de preponderar el derecho a la educación de Yael Ch.R. y con base en la responsabilidad social de la UADY de formar ciudadanos responsables con su entorno, la sanción se consideró proporcional a la gravedad de la falta.

En ese sentido, también se tomó en cuenta el seguimiento a través de un acompañamiento especializado en la Unidad Universitaria de Clínica e Investigación Victimológica de la Facultad de Psicología, para determinar su evolución, así como mitigar los posibles efectos negativos que los acontecimientos puedan tener en su bienestar psicológico y salud mental.

La Universidad fundamentó estas medidas con base en que el joven infringió lo dispuesto por el artículo 120 fracciones I y IV del Estatuto General; y el artículo 24 incisos a), b) y g) del Reglamento Interior de la Facultad de Matemáticas.

Yael se volvió noticia nacional cuando en un chat de amigos de WhatsApp dijo que el lunes 7 de octubre llegaría armado a la Facultad de Matemáticas y dispararía contra todo alumno que se le cruzara en el camino y luego se suicidaría.

Como se mencionó, uno de los compañeros del chat, tomó en serio la amenaza y la difundió en redes sociales, lo que causó una auténtica psicosis, que derivó en la suspensión de clases ese día 7 y una denuncia “contra quien resulte responsable” por esas amenazas.

El hecho también se viralizó porque en una parte de las capturas de pantalla difundidas en redes, el joven Yael dijo que se había inspirado en la película del “Joker” para tomar esa decisión, pues ya estaba “harto de esta sociedad.