Tags:

ZACATECAS.- El director de Seguridad Pública del municipio de Juan Aldama y su escolta fueron asesinados en los límites de Zacatecas y Durango, por lo que se despliega un operativo de búsqueda de los responsables.

El doble homicidio de los elementos de seguridad pública municipal fue confirmado por las autoridades estatales, quienes indicaron que los crímenes se pudieron deber en represalia a las acciones implementadas para combatir la inseguridad en la zona.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) dio a conocer que tras los hechos se desplegó un operativo, coordinado con corporaciones federales, para tratar de ubicar a los responsables de lo que calificó como un “cobarde ataque”.

Los primeros indicios recabados por la Fiscalía General de la Justicia del Estado (FGJE) indican que los dos elementos respondieron a una denuncia anónima, por lo que circularon por el camino que comunica las comunidades de Juan José Ríos, en Juan Aldama, y San Antonio, en Durango.

Fue allí, agrega la SSP, donde el director de Seguridad Pública Municipal, a quien sólo se identifica como Víctor Hugo, de 43 años, y el oficial Manuel de Jesús, de 46 años, fueron agredidos con armas de fuego, por lo que presentan impactos de bala.

La versión oficial sugiere que “la agresión pudo ser en respuesta a los recientes resultados obtenidos por las corporaciones policiales en esa zona del territorio zacatecano”.

Y añade que “el pasado lunes, tras la implementación de un retén de revisión, los elementos de la Policía Estatal fueron agredidos con impactos de arma de fuego por tres civiles que se resistieron a una inspección”, en la acción lograron detener a César N, de 22 años, los otros dos sujetos lograron darse a la fuga.

Durante la persecución, que concluyó en una brecha sin salida, al detenido se le aseguró un arma de fuego tipo fusil calibre 7.62 x 39 y una piernera, con dos cargadores abastecidos con 15 y 16 cartuchos, respectivamente.

Además, el vehículo Nissan Versa blanco en el que viajaban tenía reporte de robo en Sinaloa, y al revisarlo hallaron 41 cartuchos útiles calibre 7.62 X 39 y una pistola automática calibre 45 milímetros.

Ante los asesinatos de los agentes municipales, el Grupo de Coordinación Local (GCL) condenó los hechos y refrendó su compromiso de velar por la seguridad de los zacatecanos, trabajar de manera incansable para hacer justicia y confrontar a quienes infringen la ley.